El “sentido del infinito”