Tribunales constitucionales y secesión: ¿reivindicación (potencialmente) legítima o violación de un principio básico?