"El desafío para los próximos años es que aumente el número de pymes que exportan, y para exportar las empresas tienen que crecer. La mayoría de las firmas que comercializan sus productos en el exterior son medianas, con más de 50 trabajadores; las firmas pequeñas aún no pueden abordar otros mercados porque no cuentan con una estructura adecuada ni costos competitivos. Y para que las empresas crezcan se necesita incentivar la inversión en bienes de capital y la capacitación de recursos humanos, facilitar el acceso al financiamiento, la reinversión de las utilidades y ayudarlas a certificar calidad." El análisis pertenece a Vicente Donato, director de la Fundación Observatorio Pyme, y expositor en uno de los seminarios organizados la semana pasada por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) para celebrar el Día de la Exportación. Agregó que "la cantidad de empresas exportadoras ha crecido lentamente. Un 28% del total de las pymes exporta, mientras en Italia lo hace el 68%; por otra parte, en las pymes locales las ventas al exterior representan un 19% de la facturación, en tanto en Italia, el 40%". Por su parte, Eugenia Crespo Armengol, directora del Observatorio Pymex del Instituto de Estrategia Internacional de la CERA, señaló que "en los últimos años se consolida un grupo de empresas que exporta de forma estable. La mayor volatilidad se registra en las microempresas que colocaron sus productos en el exterior durante la crisis y a medida que se recuperan las ventas en el país se retiraron de los mercados externos o bien disminuyeron los envíos". Cifras y sectores Unas 5400 pymes exportaron manufacturas el año pasado por US$ 3787 millones, 15% más que en 2005, según el estudio del Observatorio Pymex de la CERA. Allí se destaca que los sectores más dinámicos entre 1996 y 2006 fueron los de maquinaria y equipos, químico y del plástico y madera y papel; mientras que las industrias del cuero y textil e indumentaria fueron las más afectadas, con exportaciones que cayeron a casi la mitad. En 2006 el sector de los alimentos creció con los envíos de preparados de frutas, hortalizas, legumbres, vinos, aceite de oliva, carne aviar y arroz, entre otros. Si bien el Mercosur es el principal destino de las pymes, pierde importancia a lo largo de la década, al tiempo que aumentan las ventas al resto de los países de América latina y el Caribe. En su búsqueda de nuevos mercados, las pymes también llegan a los países de Europa del Este, en especial Rusia, Asia y Oceanía. El año pasado, Brasil, Chile y Estados Unidos concentraron el 43% de las exportaciones de manufacturas de las pymes. El estudio no se detiene en las inversiones y concluye que la mayoría de las importaciones de maquinaria y equipos las realizaron los sectores de autopartes y químico y del plástico. "La inversión por dólar exportado es mayor en las pymes que en las grandes firmas. En el caso de los productores de manufacturas de origen industrial, el incremento de las inversiones se relaciona con el aumento de las ventas en el exterior, y esto se debe a que la competencia en el mercado internacional exige calidad e incorporación de tecnología", sostuvo Crespo Armengol. Al analizar el desempeño de las compañías, Donato advirtió que "luego de la devaluación se fue ampliando la diferencia de productividad entre grandes y pequeñas empresas, y hoy las pymes son mucho menos productivas que las grandes. También son menos rentables, lo que reduce sus posibilidades de inversión, ya que las pymes se financian a través de recursos propios, por lo cual al caer la rentabilidad es menor la capacidad que tienen para invertir".

El universo internacional de las pymes está inmaduro.

DONATO, VICENTE NICOLAS
2007

Abstract

"El desafío para los próximos años es que aumente el número de pymes que exportan, y para exportar las empresas tienen que crecer. La mayoría de las firmas que comercializan sus productos en el exterior son medianas, con más de 50 trabajadores; las firmas pequeñas aún no pueden abordar otros mercados porque no cuentan con una estructura adecuada ni costos competitivos. Y para que las empresas crezcan se necesita incentivar la inversión en bienes de capital y la capacitación de recursos humanos, facilitar el acceso al financiamiento, la reinversión de las utilidades y ayudarlas a certificar calidad." El análisis pertenece a Vicente Donato, director de la Fundación Observatorio Pyme, y expositor en uno de los seminarios organizados la semana pasada por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) para celebrar el Día de la Exportación. Agregó que "la cantidad de empresas exportadoras ha crecido lentamente. Un 28% del total de las pymes exporta, mientras en Italia lo hace el 68%; por otra parte, en las pymes locales las ventas al exterior representan un 19% de la facturación, en tanto en Italia, el 40%". Por su parte, Eugenia Crespo Armengol, directora del Observatorio Pymex del Instituto de Estrategia Internacional de la CERA, señaló que "en los últimos años se consolida un grupo de empresas que exporta de forma estable. La mayor volatilidad se registra en las microempresas que colocaron sus productos en el exterior durante la crisis y a medida que se recuperan las ventas en el país se retiraron de los mercados externos o bien disminuyeron los envíos". Cifras y sectores Unas 5400 pymes exportaron manufacturas el año pasado por US$ 3787 millones, 15% más que en 2005, según el estudio del Observatorio Pymex de la CERA. Allí se destaca que los sectores más dinámicos entre 1996 y 2006 fueron los de maquinaria y equipos, químico y del plástico y madera y papel; mientras que las industrias del cuero y textil e indumentaria fueron las más afectadas, con exportaciones que cayeron a casi la mitad. En 2006 el sector de los alimentos creció con los envíos de preparados de frutas, hortalizas, legumbres, vinos, aceite de oliva, carne aviar y arroz, entre otros. Si bien el Mercosur es el principal destino de las pymes, pierde importancia a lo largo de la década, al tiempo que aumentan las ventas al resto de los países de América latina y el Caribe. En su búsqueda de nuevos mercados, las pymes también llegan a los países de Europa del Este, en especial Rusia, Asia y Oceanía. El año pasado, Brasil, Chile y Estados Unidos concentraron el 43% de las exportaciones de manufacturas de las pymes. El estudio no se detiene en las inversiones y concluye que la mayoría de las importaciones de maquinaria y equipos las realizaron los sectores de autopartes y químico y del plástico. "La inversión por dólar exportado es mayor en las pymes que en las grandes firmas. En el caso de los productores de manufacturas de origen industrial, el incremento de las inversiones se relaciona con el aumento de las ventas en el exterior, y esto se debe a que la competencia en el mercado internacional exige calidad e incorporación de tecnología", sostuvo Crespo Armengol. Al analizar el desempeño de las compañías, Donato advirtió que "luego de la devaluación se fue ampliando la diferencia de productividad entre grandes y pequeñas empresas, y hoy las pymes son mucho menos productivas que las grandes. También son menos rentables, lo que reduce sus posibilidades de inversión, ya que las pymes se financian a través de recursos propios, por lo cual al caer la rentabilidad es menor la capacidad que tienen para invertir".
V. DONATO
File in questo prodotto:
Eventuali allegati, non sono esposti

I documenti in IRIS sono protetti da copyright e tutti i diritti sono riservati, salvo diversa indicazione.

Utilizza questo identificativo per citare o creare un link a questo documento: http://hdl.handle.net/11585/51909
 Attenzione

Attenzione! I dati visualizzati non sono stati sottoposti a validazione da parte dell'ateneo

Citazioni
  • ???jsp.display-item.citation.pmc??? ND
  • Scopus ND
  • ???jsp.display-item.citation.isi??? ND
social impact