Las formas verbales no flexionadas y su estandarización: el infinitivo